Club de Cultura MDQ: Taller literario on line

Talleres para pasar el aislamiento es la acción inaugural del Club de Cultura MDQ que formaron la periodista y gestora cultural Soledad Moyano Fagnani y la comunicadora y escritora Clarisa Ercolano.

Así se presentan:

Pasó ¿pasó? el calor, pasaron las fiestas, los compromisos, ese invento odioso del balance de fin de año, la temporada, gente y sombrillas hasta en tu (mi) nariz. Y del mar de gente al autoacuartelamiento preventivo, sin escalas.
Si lees y sos de la generación que lee libros, o si estás con ganas; date una vuelta también por el camino de ida de la escritura. Como dice el genial Pablo Ramos: “Estar allí, después del mar, después de todo”.
Estar escribiendo.
Resistiendo alegremente afuera del artificio imperante.
Tirando, más que un cable, una letra a tierra.
Y saliendo de la travesía con textos que serán una suerte de manifiesto en contra de la procrastinación en tiempos borders de keep calm y mañana es tarde aunque no sabemos si existe.

¿Para quienes?
Si necesitás escribir pero te falta tiempo, decisión o ideas.
Si siempre quisiste hacerlo pero nunca te animaste.
Si tenés escritos en el formato que sea.
O si lo intentaste pero no sabés cómo avanzar.
Y si querés darle aire a tu aislamiento.

¿Cómo?
Una palabra tras otra y rápidamente nos zambulliremos en la producción de textos propios y lectura de trabajos de terceros.
Leer, opinar, escuchar. Y sobre todo, escribir historias, en especial aquellas que no sabemos de dónde nos salen pero que necesitan salir. Explicaba con certeza Abelardo Castillo: “Derrumbar la propia historia, las historias y reconstruir con esos escombros”.
Cada vez que contamos algo (chat, mail, carta, monografía, escrito judicial, ficción, ensayo, presentación, etc.) se gatilla ese software interno que condiciona al texto. A través de juegos, provocaciones, exploración de herramientas que incorporamos a nuestra “mesa” de recursos y expresión, subimos de niveles en el derrotero textual.
Con esos recursos de escritura y facilitación buscamos y narramos la saga propia (propia no quiere decir excluyentemente autobiográfica). Aunque cuando a Sartre le preguntaron cómo empezaría allí mismo, en el medio de una entrevista, una novela; respondió tajante: “Me llamo Jean Paul Sartre y pienso esto”.
Y continuamos con el acercamiento a autores fundamentales y análisis de textos.

¿Cuándo, cuántos, cómo?
Desde Mar del Plata. Grupos de hasta siete personas, tres horas, una vez a la semana video meeting mediante. Un abono mensual mediante Mercado Pago o transferencia en cuenta. Consultas, inscripciones e inquietudes vía mail a: tallerliterarioonlinemdq@gmail.com
“¿Yo no soy los otros?”, denominación original del taller ahora adquiere una edición a medida: “Para pasar el aislamiento”. Dictado por Clarisa Ercolano, comunicadora, máster y diplomada en periodismo y comunicación integral y digital por el Tec de Monterrey y el centro Knight. Tallerista de Andrea Ocampo en su taller de Rosario (Editorial Ciudad Gótica). En Buenos Aires, hizo lo propio con el escritor y guionista Pablo Ramos donde editó el cuento breve Palermo 10 AM y recibió el primer premio Cuento Breve de la edición Barracas al Sud (secretaría de Cultura del municipio de Avellaneda – 2014).
Fue coautora de “Mujer sin fin. La conspiración del cronófago” y “Campo de Batalla” (Ediciones B). Y autora de “Escuchas Ilegales” (Sudamericana).
Se desempeñó como editora y cronista en las revistas Fanzine y Ñ, los sites Jaque al arte, Narcisa y Victoria Rolanda Mujeres de Revista y los diarios Tiempo Argentino, La Capital suplemento Señales, Diario Z y Página 12; entre otros de neta impronta literaria y cultural.
Durante 2018 dictó el taller literario “¿Yo no soy los otros?” dentro del programa Espacio Santafesino/Kumelen, del gobierno de la provincia de Santa Fe. De todo lo que escribe publica un porcentaje ínfimo en el blog La piba invisible que además de sumar casi 300 mil lectores únicos, luego de Argentina, cuenta como países con más visitas a EEUU, Rusia y Alemania.
Una experiencia verdaderamente vanguardista en plena temporada del desconcierto. Escribir. Que el papel como el mar te envuelva, que tus palabras sean escritos y que puedas ver y verte. Rompa el molde y haga su libreto.

Aclaraciones
Vale aclarar que la modalidad virtual no se sostiene en los soportes o espacios sino en el querer escribir, poniendo en foco la creación personal y colectiva.
Además del meeting on line, habrá sugerencias y correcciones personalizadas, envíos de consignas prácticas y algo de teoría.
Los talleres virtuales imponen un ritmo y una rutina de escritura y embarcan a los participantes en un proyecto. Los ayuda a escribir, a moverse, más que nada y, eventualmente, a acercase a escribir lo más parecido a lo que quieren“, asegura Santiago Craig, uno de los finalistas del Premio de Cuento Gabriel García Márquez.